Informacion y Noticias de Mexico
Lunes Julio 24, 2017
| Noticias de Mexico / Editorial / Necesitamos aprender a trabajar unidos Buscar    Videos
Necesitamos aprender a trabajar unidos
Vallarta Opina
go to original
Mayo 11, 2011
Compartelo



Ese tema de la unidad es algo en verdad difícil por estos rumbos. Será por la diversidad de orígenes. Será por las diferencias culturales, en cuanto a la formación y escala de valores. Será por falta de una educación para la unidad, pero eso de la unidad es un tema importantísimo que siempre se nos ha complicado. Somos buenos para restar y dividir, malos para sumar y multiplicar.

Esta forma de ser llega al absurdo. De entrada pensamos y encontramos por qué no podemos estar de acuerdo, cuáles son los motivos y las razones para no poder coincidir, en lugar de estar viendo y buscando las oportunidades de fortalecernos uniendo voluntades.

Aquella norma sabia: Buscar primero en qué estamos de acuerdo, para de ahí partir a los grandes proyectos, aquí no ha entrado, no ha permeado.

En este mundo globalizado de bloques, uniones, grupos donde para poder competir es indispensable unir fuerzas, recursos, voluntades, esfuerzos, nosotros permanecemos casi como ermitaños en la punta del cerro, como corriendo a pedradas a quienes se nos acercan e identificamos.

Por supuesto que esta actitud generalizada, contradice la evidente hospitalidad que nos brota sin esfuerzo.

Asunto en verdad complejo que los académicos de Puerto Vallarta ya deberían estar identificando, estudiando y encontrándole remedio.

Porque si siempre fue mejor conseguir unirnos y jalar parejos, ahora la competencia brutal mundial, hace de saber unirse, de saber construir acuerdos, una necesidad urgente.

Acabamos de ser testigos del tiempo y esfuerzo que se llevó ponerse de acuerdo entre Puerto Vallarta y Riviera Nayarit para buscar promociones comunes. Algo tan de sentido común que se antoja “hecho” antes siquiera de empezar a pensar en el teme.

Un río que tiene puente, aunque se haya caído, no puede dividir radicalmente a territorios con la misma votación, con igual destino que además comparten servicios claves, como son las comunicaciones.

Esos criterios de “San Juan de Arriba, contra San Juan de Abajo”, dictados por la envidia, generados por la absurda idea de que si a “ellos” les va bien, a “mí” mi va a ir mal, nunca fueron buenos, pero ahora resultan hasta una perversidad, algo de mentes que no andan muy bien, cuando se  tiene momento a momento la evidencia de que hay que unir ideas, recursos, esfuerzos para triunfar como un todo.

Hay que pensar claro y aceptar la evidencia. Entra Puerto Vallarta y Rivera Nayarit no hay agravios que enmendar. Pero si los hubiera, ya estaríamos cerrando cicatrices, ante la necesidad para unos y otros de establecer la unidad que nos va a sacar adelante.

Pensemos: Agravios y grandes, históricos, los que existen entre franceses y alemanes. Ahí hay muchas tumbas, mucha sangre derramada, muchos recuerdos dolorosos. Sin embargo, ahora mismo están unidos y con una misma moneda. Del difícil pasado sacaron energía para edificar la unidad presente que les permite aspirar, con argumentos válidos, a volver a ser potencia, pero ahora como una Europa unida, como unidad europea.

Se entiende que quienes formaron esa unidad, tan difícil, tuvieran que apoyarse en conocimientos precisos sobre la naturaleza de las personas, sobre técnicas para negociar, sobre el tipo de pensamiento aplicable a ese esfuerzo, toda esa serie de sabiduría que está disponible y los académicos saben dónde buscarla, a quién traernos y cómo fue que lograron esos efectos maravillosos de unir lo que parecía separado para siempre.

Ahora que la educación superior en Puerto Vallarta se multiplica y extiende, muy bueno sería que esa academia vallartense nos prestara el enorme bien histórico de generar un cambio de visión y actitud, para hacernos evidente lo urgente: aprovechar cualquier oportunidad para unirnos, en lugar de seguir con la necedad de ser sembradores de la desunir, la sospecha, la envidia, el aislamiento y el individualismo extremo que cualquier buen propósito o buen proyecto.

Hay mucho que aprender al respecto. Hay todo por cambiar. Ojala empezáramos ya, porque el camino es largo.

El día que la actitud general entre los vallartenses sea buscar en todo coincidencia, temas, motivos y proyectos para ir unidos, la mayor porte de nuestros crónicos problemas  podrán ser por fin superados. Solos, muy poco podemos. Unidos somos  algo muy fuerte.



• • •


Deja un comentario:
Nombre Email (opcional)
Esto Aqui:







Anunciate | Ingresar | RSS | FAQ | Contacto | Acuerdo del usuario | Política de Comentarios | Política de Privacidad | Mapa del Sitio
Per Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and/or educational purposes
Wexico © 2011 •